7 trucos para limpiar tu casa rápido

 

Blog post cover

No es un misterio: trabajamos todo el día y nunca tenemos tiempo para limpiar nuestro hogar. O, mejor dicho, preferimos invertir nuestro tiempo libre en actividades más placenteras, sobre todo cuando es verano y podemos disfrutar del sol y del aire libre.

Sin embargo, la limpieza no tiene por qué ser una actividad tediosa que nunca se acaba. Hay pequeños trucos a los cuales podemos recurrir para que nuestro hogar luzca siempre ordenado. La clave es saber organizarse.

A continuación, vamos a desvelarte 7 trucos que no pueden faltar en tu día a día:

  1. Haz la cama antes de ir a trabajar.

    Deja ventilar la habitación mientras desayunas (es suficiente para evitar la acumulación de ácaros). Antes de salir corriendo al trabajo, estira las sábanas y coloca el nórdico. En un minuto tu dormitorio ya parecerá otro.

  2. Optimiza cada viaje.

    Siempre que te desplaces a una estancia de la casa, aprovecha el momento para realizar pequeñas tareas de limpieza. Mientras te aseas, por ejemplo, puedes sacar brillo al lavabo con una toallita húmeda.

  3. Planifica.

    Establece tu calendario mensual de tareas de limpiezas. Hay algunas que pueden realizarse tranquilamente cada 15 días, tal como quitar el polvo de las lámparas o vaciar los armarios.

  4. Utiliza Domesting para encontrar servicios de limpieza.

    Hoy en día internet es una fuente inagotable de información y de soluciones express. Para despreocuparte de la limpieza, tienes un gran aliado que te acompaña durante todo el día: el móvil. En solo un minuto, desde www.domesting.com, puedes comparar entre 1000 empresas y reservar tu servicio de limpieza doméstica en pocos clics. Clica aquí para buscar un limpiador profesional.

    Domesting gif

    so

  5. Un cristal cada día, el médico te ahorraría.

    Quizás la más odiada, la limpieza de cristales puede ser más sencilla si limpias una ventana cada día. Con un pequeño esfuerzo diario lo tendrás todo reluciente para el fin de semana.

  6. Menos es más.

    ¡Qué no cunda el pánico! La limpieza a fondo de la cocina o del baño puede parecer una hazaña bíblica que nos llevará todo el día pero hay una salida. El secreto es establecer una rutina de tareas, dividiéndolas según el día. El lunes puedes limpiar el horno, el martes la encimera, el miércoles la campana y así sucesivamente hasta que todo esté a estrenar.

  7. Suave, suavecito.

    Un truco infalible para ahorrar muchísimo tiempo es embeber un trapo en suavizante y utilizarlo para quitar el polvo de los muebles. En los días siguientes, la cantidad de polvo que se deposita será mucho menor y tu casa tendrá un aire más fresco.

Como hemos visto, hay muchísimas opciones para que la limpieza sea rápida y eficiente. ¿Cuál es tu favorita?

Domesting.com - Tu buscador de empresas de limpieza

¡Comparte!

Posted in: