Guía para limpiar el horno sin esfuerzo

pastries-756601_640Todo apasionado de cocina que se respete no puede prescindir del horno, ese electrodoméstico que nos permite crear platos deliciosos y fragantes.

Ahora bien, las incrustaciones, el carbón, los malos olores y la grasa a menudo se convierten en un elemento decorativo más, bien porque limpiar nos parece una inversión de tiempo enorme bien porque ya lo hemos intentado y ningún remedio ha funcionado. Como muchas cosas en la vida, limpiar el horno parece más complicado de lo que realmente es. O al menos hasta ahora, ¡sigue leyendo!

Vamos a demostrarte que sin esfuerzo, ni espátulas, ni productos costosos podrás limpiar tu horno en pocos pasos. Esto es lo que necesitas:

  • Agua
  • Sal gruesa
  • Vinagre de manzana
  • Bicarbonato de sodio
  • 1 esponja
  • 1 paño
  • 1 bandeja de horno

¿Lo tienes todo? Perfecto, ahora ha llegado el momento de hacer magia. Elige el hechizo que más te guste:

Hechizo 1: bicarbonato y vinagre

apples-1008880_640Vierte en una bandeja de horno el bicarbonato de sodio, el agua y el vinagre. Sigue mezclando hasta obtener una consistencia similar a la nata montada. Una vez la crema esté lista, aplícala a lo largo de toda la superficie del electrodoméstico. ¡Ojo! No es necesario frotar, simplemente tienes que cubrir las partes más incrustadas y resistentes. Coloca la bandeja dentro del horno en la primera rejilla y déjalo encendido durante 45 minutos a 100ºC. Una vez el horno se haya enfriado, podrás retirar sin ningún esfuerzo la suciedad con una simple esponja. ¿A que es genial?

Hechizo 2: bicarbonato y sal gruesa

salt-1778597_640Prepara una mezcla de bicarbonato con sal gruesa en un bol de cocina. Añade gradualmente agua tibia hasta que la pasta esté homogénea. Con la ayuda de un paño, cubre toda la superficie del horno con la mezcla mágica. Si llevas mucho tiempo sin limpiar el horno y la grasa ha tomado el control, puedes calentarlo hasta 40ºC para que el calor potencie el efecto suavizante de los ingredientes. Tras una hora, podrás quitar todas las incrustaciones y volver a preparar esas deliciosas magdalenas que tanto te gustan. 

Hechizo exprés

Si tienes invitados de última hora y el horno no tiene buen aspecto, precaliéntalo a 180ºC. Pon a hervir un litro de agua (si tienes hervidor, mejor) y añade dos vasos de vinagre blanco. Vierte la mezcla en una bandeja y déjala en el horno durante 15 minutos, es decir hasta que evapore. Si queda líquido, utilízalo como detergente. Gracias al vapor y al vinagre, tendrás un horno limpio e higienizado. ¡Serás la envidia del barrio!

Hechizo contra los malos olores 

lemon-684203_640

Terminada la limpieza, el primer paso el ventilar la habitación. Para lograr un olor agradable y fresco, apunta estos trucos de la abuela:

  1. Enciende el horno a temperatura suave y coloca cáscara de limón o naranja en la bandeja durante 20 minutos. ¡Bonito y barato!
  2. Introduce un bol con agua y el zumo de dos limones y mantén el horno encendido a la máxima potencia durante 15 minutos.
  3.  Quema una pequeña cantidad de azúcar en un molde y déjalo enfriar dentro del horno. Tu casa parecerá una pastelería, ¡ñam!

Simple, ¿verdad? Además estos trucos valen para cualquier tipo de horno y solo requieren ingredientes naturales y económicos. Ponlos ya a prueba y comparte tu experiencia.

¡Comparte!

Posted in: