Limpieza industrial: el gran desconocido

El abanico de servicios que ofrecen hoy en día las empresas de limpieza es muy amplio, puesto que pretenden adaptarse a cada caso y necesidad. Uno de ellos, la limpieza industrial, implica una larga serie de requisitos que la mayoría de nosotros desconocemos. Hoy vamos a poner luz sobre este tema.

Definimos la limpieza industrial como el conjunto de las acciones y técnicas cuyo fin es controlar los condicionantes ambientales que afectan a la producción industrial y a la salubridad en el ámbito laboral.

En la actualidad, la limpieza industrial es quizás el servicio de limpieza más complejo y requiere un protocolo de actuación previo que varía según el espacio a tratar. Sin embargo, proporciona a las empresas un valor añadido dado que los clientes son más conscientes de la limpieza durante todo el proceso de producción. Las industrias consiguen que sus máquinas tengan una vida útil más larga gracias a su cuidado y los empleados también valoran positivamente trabajar en un ambiente salubre. Como consecuencia, la imagen pública de la empresa mejora al cumplir con todos los requisitos higiénicos.

Si nos referimos a los protocolos de limpieza en las industrias, el objetivo es reducir los tiempos de limpieza y desinfección para maximizar la productividad. 

Para empezar, los productos de limpieza deben poseer 3 características:

  • Ser desinfectantes. Han de ser eficaces contra un gran número de virus, bacterias, patogénicos y hongos.
  • Ser Seguros. El fundamental que el producto sea seguro tanto para el operario como para el medio ambiente.
  • Ser Compatibles. En función de cada superficie, hay un producto específico compatible con el material de la instalación industrial.

pexels-photo-209230

Asimismo, el proceso de limpieza industrial debe cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Es necesario un equipo de profesionales cualificados puesto que manejan maquinarias costosas y usan productos químicos potencialmente peligrosos. Tienen que saber en todo momento que productos utilizar para cada maquinaria y material. Los productos que resultan muy abrasivos sólo se utilizarán cuando la suciedad sea muy difícil de limpiar, debido a que desgastan las piezas de la máquinas.
  2. Los trabajadores tendrán que cumplir sus tareas respetando las normas de seguridad al realizar las tareas de limpieza y con las vestimenta homologada facilitada por la empresa.

Debido a la gran variedad de maquinaria utilizada y al tipo de industria, obviamente hay varias técnicas para enfrentarse a la limpieza. Las más utilizadas son:

gears-cogs-machine-machinery-159298

  • Limpieza con vapor. Es válida para cualquier superficie que presente manchas incrustadas,  salvo las que son sensibles al calor. El uso del agua le convierte en la técnica más higiénica y más ecológica.
  • Limpieza con agua a presión. El agua caliente elimina sin esfuerzo el aceite, la grasa fundida y la resina. No solo permite reducir la cantidad de detergente empleado sino conlleva un ahorra de tiempo de hasta el 40%.
  • Limpieza por ultrasonidos. Ideal para objetos delicados de acero inoxidable, plástico, madera y caucho. Precisa siempre de una solución de limpieza específica para su rendimiento. Se utiliza principalmente en la industria farmacéutica y del automóvil.

En definitiva, la limpieza industrial actual aporta más calidad y profesionalidad a todos los actores que participan en el proceso. Esperamos que la imagen de la limpieza industrial esté un poco más clara que antes de este artículo.

Si nos hemos olvidado de algo, ¡haznos llegar tus comentarios!

¡Comparte!