Trucos rápidos para limpiar el ordenador

Cuando se habla de limpiar el ordenador lo primero que se nos viene a la cabeza son los temidos virus, spyware y malware. Sin embargo, hay otros enemigos palpables que pueden perjudicar el correcto funcionamiento de nuestro dispositivo portátil: polvo, pelusa y restos de comida. De la misma forma que necesitamos limpiar nuestro ordenador por dentro, es buena costumbre realizar una limpieza periódica de su parte externa. 

Como recita el dicho: “Más vale limpiar que curar”. En este artículo te enseñamos algunos trucos rápidos para que cada componente vuelva a estar brillante como cuando te cautivó en la tienda.

notebook-791237_640

La pantalla

Salta a la vista que la pantalla de nuestro ordenador es un imán para el polvo y un objeto irresistible para nuestras huellas digitales. ¿Cómo realizar una limpieza correcta? Ante todo, evita estos 5 errores típicos:

  1. No utilices papel de cocina para retirar el polvo porque puede rayar el monitor
  2. Procura tocar lo menos posible la pantalla con los dedos
  3. Evita los movimiento circulares
  4. Nunca jamás emplees un limpiapolvo de hogar
  5. No apliques el producto directamente en la pantalla, siempre en el paño

Ahora bien, podrás dejar tu pantalla totalmente limpia gracias a estos 3 pasos:

  1. Lo primero es lo primero: apaga la pantalla
  2. Con un paño de microfibra, limpia el marco del monitor
  3. Con movimiento rectos y firmes, limpia la pantalla de lado a lado con un producto específico.

¿Qué hago si no tengo una solución específica? Puedes preparar un producto casero mezclando agua destilada tibia con jabón de lavavajillas o, en alternativa, unas gotas de vinagre o alcohol.

mouse-285123_640

El ratón y la alfombrilla

Tanto si posees un ratón óptico como si eres un nostálgico y tu ratón es de bola, el primer paso es desconectarlo del ordenador. Si es inalámbrico, simplemente apágalo.

Para los ratones ópticos, lo mejor es utilizar un palillo de algodón ligeramente humedecido para retirar la suciedad acumulada en el hueco del sensor. Con un paño de microfibra, procura limpiar las cuatro almohadillas de apoyo para que tu ratón se mueva con fluidez.

Si tu ratón es de bola, el primer paso es sacar la esfera de rodamiento, siguiendo las flechas que aparecen en la parte trasera. Para limpiarla puedes utilizar papel de cocina mojado en alcohol. Ese truco es perfecto también para la alfombrilla. En cuanto a las teclas, un palillo para oídos o una brocha pequeña te ayudarán a retirar el polvo.

keyboard-829330_640

El teclado

Lance la primera piedra quien no haya comido alguna vez delante del ordenador. Mientras vemos nuestra serie favorita, leemos o simplemente jugamos con nuestro amigos la tentación es irrefrenable y los restos de comida invaden nuestro teclado. Por ello, lo primero es darle la vuelta y sacudirlo para eliminar las migas más recientes. Con una brocha pequeña repasa el espacio entre las teclas, aunque para un resultado óptimo te aconsejamos comprar una botella de aire comprimido (se venden en todas las tiendas de informática). Una vez eliminado el polvo, puede que algunas teclas sigan estando pegajosas. Otra vez vamos a utilizar un paño mojado en alcohol y ¡adiós bacterias!

Como has podido leer, con pocos trucos tu dispositivo portátil puede estar impecable en un abrir y cerrar de ojos. No esperes más, ponlos ya en prácticas y ¡haz correr la voz!

 

 

 

 

¡Comparte!

Posted in: